lunes, 16 de enero de 2012

Declaración de intenciones

Tengo 50 años y desde los 5 estoy sentado en la banqueta de un piano. Con 13 di mi primer concierto con orquesta y hace 25 años, tres meses y dieciséis días que soy, única y exclusivamente, concertista de piano. Y no es una condena. Todo lo contrario, es una profesión apasionante, que me ha dado mucho, y todo bueno.
De ahí la idea de crear este Blog desde el que contar a todos los que han pasado más de diez años en el conservatorio, a todos los que han estudiado quinientas horas al día, a todos los que han sudado la gota gorda por la memoria, a los que teniendo mano tamaño Mozart les mandaban Rachmaninoff, y a los tamaño Horowitz el estudio de terceras de Chopin, a los que tocamos las obras tamborileando con los dedos en piernas, mesas, brazos de sofá y espaldas ajenas, dormidos o despiertos, a los que en verano nos habríamos bajado el piano a la playa para no tener que elegir... En fin, a todos los pianistas.
SE PUEDE. Cualquiera que se lo proponga puede dedicarse a los conciertos. ¿Por qué en cualquier carrera (mucho más corta) la enseñanza es la última salida y en piano es la primera, si no la única? Se trata de una carrera artística. Los actores actúan, los pintores pintan, los arquitectos construyen edificios (o unifamiliares adosados)...
Creo que tengo la experiencia suficiente e iré escribiendo sobre cómo se hace y la infinidad de aspectos que lo rodean (repertorio, estudio, búsqueda de conciertos, viajes, salas, pianos...).

Me encantará leer vuestros comentarios, vuestras sugerencias y vuestras dudas. Responderé sin falta y así varío de teclado.

4 comentarios:

  1. ¡¡¡ Hola maestro !!! Enhorabuena por esta iniciativa. Seré asiduo visitante de tu blog. Se la recomendaré a mis conocidos, especialmente a mis alumnos... Espero que tu familia y tú estéis bien. Un abrazo desde Cádiz. Álvaro Serrano Calleja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo enorme para ti, Álvaro.

      Eliminar
  2. Maestro,al leer tus palabras si que dan ganas de estudiar y de compartir la música con un público. Recuerdo con cariño las obras que me escuchabas: Partita nº3 Bach, Almeria de Albeniz, Novelleta de Schumann nº1, Sonata en Dom de Mozart, Sonata nº3 de Prokoffiev,Concierto nº21 de Mozart, estudios de Chopin( varios), Toccata de Schumann ( lentita)...
    Descubrí que existia una línea melódica, acordes con "garra", precisión, sonidos orquestales en el piano, un corazón en un mundo de hierro(Prokoffiev).GRACIAS POR TODO!!!!!Inma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, acabas de escribir un programa de concierto. Ordénalo, estudia..., y a tocar. Lo has dicho tú: dan ganas. Y no olvides las Baladas de Brahms...
      Un beso.

      Eliminar